lunes, agosto 15, 2022

Presidenciables de Chile Vamos enfrentaron posturas en primer debate televisivo

Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes (RN, apoyado por el PRI), Ignacio Briones (Evópoli) y Sebastián Sichel (IND) enfrentaron posturas este lunes en un primer debate televisivo de cara a las primarias presidenciales de Chile Vamos. 

Los cuatro ex ministros de Sebastián Piñera buscaron marcar diferencias en la cita televisiva transmitida por CNN/CHV y si bien expresaron atisbos de diferencias programáticas, el foco estuvo más puesto en los temas que han marcado la agenda en los últimos días; como el IFE Universal, el debate por el matrimonio igualitario y el combate al narcotráfico. 

Un tema en que sí coincidieron los cuatro presidenciables fue en distanciarse de Sebastián Piñera. Ninguno dijo ser abiertamente el continuador de sus políticas e incluso evitaron nombrarlo. Esto pese a que tres de ellos integraron el gabinete en el mandato en curso – dos involucrados directamente en alivio económico por la pandemia- y el cuarto, Lavín, estuvo en el primer gobierno. 

Hubo sí menciones para el asesor del Presidente y ex ministro de la Segpres, Cristián Larroulet. Quien tendría , de acuerdo a Desbordes, un favoritismo por Sichel. 

«Tantos años de amistad (tiene Lavín) con Cristián Larroulet y ahora me lo cargan a mí», dijo el ex ministro de Desarrollo Social, apuntando a la amistad del alcalde de Las Condes con su otrora compañero de gabinete. 

Consultado por cómo enfrentarían el narcotráfico y los temas de seguridad, Lavín apuntó a mantener el «estilo Las Condes» en el que va a los lugares en que ocurren este tipo de hechos y a un aumento de recursos para las policías.

Para esto último insistió en exhibir un dispositivo tipo pendrive que puede, según él, capturar información de los teléfonos y que permitiría luego ser trabajada por equipos de inteligencia. No hizo mención de las posibles vulneraciones de derechos que esto podría traer aparejado.

 

El alcalde de Las Condes mostrando el dispositivo. (Captura: CHV)

Los entrevistadores, le hicieron ver que los recursos con los que dispone Las Condes distan mucho de los que posee el resto del país.

 

Por su parte, el ex ministro de Desarrollo Social Sebastián Sichel buscó marcar distancia de sus contendores apelando a su identidad de «centro» y su independencia,  aunque se encuentra hoy dentro del pacto de primarias de Chile Vamos.

«No me defino como un hombre de derecha. Siempre he sido de centro y he sido liberal. Me acerqué después de hacer muchos años de voluntariado (…) entré a la Democracia Cristiana orgullosamente por la vocación social de muchos líderes que vi ahí, y me fui cuando creí que había perdido el norte y se fue a la izquierda de donde yo estaba. Sigo siendo de centro», afirmó. 

Por su parte, el ex diputado y fugaz ministro de Defensa, Mario Desbordes, insistió en que seguirá en la carrera presidencial a pesar de que perdió la contienda por la testera de Renovación Nacional. 

En esa línea, dijo que es la mejor carta para enfrentar al candidato del PC Daniel Jadue y apuntó a un discurso «constante de algunos» que están intentando socavar su candidatura».

Pese a ello, no son pocas las voces al interior de su colectividad que hablan de esperar que baje su candidatura y que el partido apoye a Sichel. 

Desbordes insistió en que si bien apoyará al ganador de la primaria, tendría más facilidad para apoyar la candidatura de Lavín pues tiene mayor coincidencia en la mirada social. 

El otrora ministro de Hacienda defendió que las ayudas entregadas inicialmente a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) hayan sido focalizadas, con un ingreso de 65 mil pesos, y que no se podía hacer universal pues no era «llegar y apretar un botón». 

«A veces se presenta como su fuera llegar y apretar un botón. La verdad que para hacer una ayuda universal, usted tiene que tener una información universal (…) Nada de eso existía en el Estado de Chile. La política social, Sebastián también lo sabe, estaba pensada para dos millones de personas. Teníamos un registro social de hogares con cientos de miles de personas cuya información estaba desactualizada», detalló. 

 

Briones y Sichel respondieron por el IFE focalizado de 65 mil pesos celebrados en el Congreso. El ex ministro de Desarrollo Social deslizó además que fue el ex titular de Hacienda quien lo sacó del gabinete.  

Por su parte, Sichel defendió la celebración de la sesión en la que se aprobó entregar 65 mil pesos de manera focalizada para que familias enfrentaran la pandemia.

«No estoy orgulloso de los 65 mil pesos», afirmó el ex ministro de Desarollo Social.»Estoy orgulloso del primer instrumento de transferencia» directa, agregó. 

En este escenario, tanto Lavín como Desbordes coincidieron en que las ayudas del Gobierno llegaron tarde y también en que el retiro del 10 por ciento era una pésima idea, pero que se hizo necesario porque no hubo una respuesta del gobierno a una necesidad universal. 

Últimas noticias
Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí