jueves, agosto 11, 2022

Comisión investigadora citará al Minvu y la Onemi por construcciones sobre la falla de San Ramón

Geólogos expusieron en la Cámara de Diputadas y Diputados sobre la falla geológica San Ramón, que se extiende de norte a sur en el área oriental de la Región Metropolitana y tiene la capacidad de generar sismos de gran magnitud en el área.

La fractura, situada entre los ríos Mapocho, que cruza Santiago, y Maipo, a unos 25 kilómetros al sur de la capital, va desde la superficie hasta una profundidad de entre 10 y 12 kilómetros y cruza siete municipios, en los que viven unos dos millones de personas: Lo Barnechea, Vitacura, Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida y Puente Alto.

La falla produce terremotos de alta magnitud cada ciertos milenios, distintos a los que generan los choques de las placas de Nazca y Sudamericana, causantes de los terremotos que se producen en Chile, considerado uno de los países más sísmicos del planeta.

La falla está situada entre los ríos Mapocho y Maipo. Fuente: Facultad de Ciencias Físicas Matemáticas de la U. de Chile (FCFM).

Ante la comisión investigadora destinada a analizar los procesos de autorización y construcción de obras a lo largo de la falla de San Ramón, los geólogos Gabriel Vargas y Rodrigo Rauld, profesores de la Universidad de Chile, alertaron que podría tener consecuencias como escarpe sísmico o escalón topográfico, asociado a terremoto con ruptura en la superficie.

Si bien eso ocurrió hace 17.000 años y posteriormente hace 8.000 años, esos sismos superiores a 7,5 en escala de Richter son capaces de dislocar un bloque que se levanta hasta cinco metros a lo largo de 50 kilómetros, según los estudios geológicos.

Vargas explicó que, según las investigaciones, la potencial ruptura podría afectar 200 metros al este de la falla y 100 metros al oeste y puede tener una intensidad mayor a lo que estipula la norma actual.

«Es una falla importante, peligrosa y que constituye riesgo para la ciudad y la población», recalcó.

De acuerdo con el investigador, un 55 por ciento de la traza está urbanizada.

Rauld, en tanto, explicó que la fractura se conoce desde la década de 1950, pero que solamente desde el siglo XXI existen estudios que permitirían tomar decisiones de carácter territorial. Ello, por el crecimiento urbano al oriente, tanto de población, como de hospitales e infraestructura crítica.

TAREAS PENDIENTES

Ambos expertos plantearon que este tipo de fallas, históricamente, han generado terremotos de gran intensidad, como el de 1861, en Mendoza (Argentina), donde un tercio de los habitantes de la ciudad falleció.

En ese sentido, valoraron la experiencia de California (EE.UU.), donde se tomaron las investigaciones científicas sobre la falla de San Andrés para hacer adecuaciones legales, teniendo presente que el terremoto va a ocurrir, ahora o en miles de años, de modo de resguardar a la población por la vía de no autorizar la instalación de infraestructura en el sector.

En ese sentido, los investigadores consideraron necesario avanzar en una regulación al respecto, que reconozca esta área de riesgo, tanto en los instrumentos de planificación territorial como en los planes reguladores comunales e intercomunal metropolitano de Santiago y también en las normas sísmicas actuales.

Por otra parte, valoraron el avance en el Plan de Respuesta de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), dependiente del Ministerio del Interior, y la evaluación que se realiza de la información crítica.

UNA EXPOSICIÓN «MUY CONTUNDENTE»

El diputado Tomás Hirsch (Acción Humanista), impulsor y presidente de la comisión investigadora, aseguró que «la posición de ambos doctores en geología fue muy contundente y demostró que hay información y conocimiento de la gravedad que reviste la falla y construir sobre ella, como se ha hecho en un 55 por ciento de su longitud».

«Espero que con el trabajo de esta comisión podamos determinar acciones a realizar que no se han hecho hasta ahora, como mejorar el Plano Regulador Metropolitano de Santiago, que permita proteger la zona adyacente de la falla para que no se construya en la misma», señaló el legislador opositor.

«La próxima sesión invitaremos al ministro y al seremi de Vivienda, al director de la Onemi y a diversas autoridades para tener toda la información y proteger la vida de las personas», adelantó.

La instancia parlamentaria nació luego de que la inmobiliaria Pocuro SpA obtuviera los permisos e iniciara las obras para construir el proyecto habitacional «Lomas de Peñalolén», de 210 casas, sobre la franja de ruptura de la falla.

Además de Hirsch, el grupo parlamentario es conformado por otras 13 diputadas y diputados: Amaro Labra (PC), Leonardo Soto (PS), Karin Luck (RN), Catalina del Real (RN) Raúl Leiva (PS), Raúl Soto (PPD), Miguel Ángel Calisto (DC), José Pérez (PR), Álvaro Carter (independiente, ex UDI), Gonzalo Fuenzalida (RN), Guillermo Ramírez (UDI), y Christian Moreira (UDI).

A continuación, revisa la sesión completa de la comisión investigadora: 

Últimas noticias
Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí