viernes, octubre 7, 2022

El político alemán que dice tener la receta para avasallar a Putin: no ducharse

Con los precios que están pagando ya por el butano y la electricidad, añadidos a la amenaza de racionamiento este invierno, los alemanes están ya más que concienciados sobre la necesidad del ahorro energético . Aun así, el presidente regional de Baden-Württemberg, el verde Winfried Kretschmann (Spaichingen, 1948), ha creído necesario protagonizar personalmente una campaña de concienciación bajo el título ‘ Cleverland ‘ (País Inteligente) y en la que ha invertido, según la prensa alemana, unos 300.000 euros . El primer hit de la campaña fue, en agosto, ‘la toallita’. Su colega de partido y ministro de Economía, Robert Habeck, había recomendado «acortar las duchas» y la también verde senadora de Berlín Bettina Jarasch había avanzado que ella, «con un purificación de gatos por la mañana« quedaba satisfecha. Pero Kretschmann fue más allá y propuso sustituir las duchas por ‘la toallita’, convirtiendo la reliquia en un nuevo símbolo de la corrección política, como anteriormente fue la bicicleta. «Putin puede quedarse con su butano. Nosotros tenemos nuestra toallita» Hubert Aiwanger, ministro regional de Economía de Baviera Los milenials tardaron en advertir que no se refería a las toallitas húmedas desechables, sino a la pieza de felpa en forma de manopla que utilizaron sus bisabuelos en la posguerra y que Alemania sigue regalando a los refugiados que cruzan los Balcanes a pie, en el kit de higiene de bienvenida . La reacción más difundida en redes sociales fue seguramente la del ministro regional de Economía de Baviera, Hubert Aiwanger: «Putin puede quedarse con su butano. Nosotros tenemos nuestra toallita». Historial de ocurrentes campañas Pero el plato fuerte estaba por llegar y acaba de irrumpir con fuerza en la energéticamente castigada sociedad alemana. Kretschmann se ha marcado un vídeo con una breve homilía sobre el ahorro y la inteligencia. «Debido a la guerra en Ucrania, ahora todo el mundo tiene que abocar una mano. Se necesitan ideas inteligentes, y, no en vano, somos el país de los inventores y los manitas«, dice, antiguamente de pasar a hacer una demostración práctica en la que desvela el truco para abaratar la factura del butano: se agacha y, lentamente, para que el espectador no pierda detalle, gira la rueda del termostato »hasta que la flecha quede situada en el cero«. Aporta algunos datos sobre el potencial de ahorro de este sencillo gesto y resume: »Así que ya ves, no hace falta ser muy inteligente para ahorrar energía«. Noticia Relacionada estandar Si La fórmula del premio Nobel de Física para ahorrar butano: cocer la pasta solo 2 minutos Ángel Gómez Fuentes Giorgio Parisi, galardonado en 2021, ha abierto el debate en Italia con su particular teoría para economizar el uso de la energía «Al menos este consejo no evoca imágenes que no puedas quitarte de la cabeza, como el de la toallita», ha tuiteado el más indulgente de los usuarios. Se rumorea que la siguiente entrega es un vídeo en el que Kretschmann explica cómo cerrar el grifo del agua mientras cada alemán se lava los dientes. En su defensa, Kretschmann recuerda la campaña que llevó a cabo en los años ochenta en favor de las cisternas de doble descarga , una más ligera para la eliminación de aguas menores y otra para desechos más contundentes. «Entonces muchos se rieron y quizá hoy otros también», anticipa la reacción, sin siquiera darse cómputo de que su campaña es la prueba más palpable de la falta de discurso de Los Verdes ante la crisis energética. El partido que seguramente más ha marcado la política alemana desde después de la caída del Muro de Berlín , se limita ahora a poco más que tomar la iniciativa del apagón, precisamente cuando el inquilino del Kremlin amenaza con cortar el grifo.

Últimas noticias
Noticias relacionadas