viernes, octubre 7, 2022

Aurora Luque, distinción Nacional de Poesía: «Humanidades está aniquilada. A veces el enemigo no es la ley sino el centro»

   MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) –

   La escritora Aurora Luque, galardonada este jueves con el Premio Nacional de Poesía del año 2022 por su obra ‘Un número finito de veranos’, ha lamentado que Humanidades está «brutalmente maltratada, niguneada, aniquilada», no obstante que ahora «es muy difícil estudiar heleno y Latín».

   «A veces el enemigo no es la ley, sino los propios centros, el propio profesorado pone trabas. No hay que echar todas las culpas a las leyes, que están muy mal diseñadas, sino a las propias gestiones, a veces el enemigo de las Humanidades están dentro de los centros educativos», ha advertido Luque en declaraciones a Europa Press.

   En este sentido, ha señalado que, debido al «maltrato» que se le da a estas materias en la educación, «en el futuro no va a haber una Irene Vallejo porque no van a estudiar heleno y Latín». «No se dará una Irene Vallejo potencial, si no tienen formación en leguas que permiten acceder a las literaturas no habrá más, se acaba el acceso al mundo clásico», ha asegurado.

   Para la poeta, ganar el Premio Nacional ha sido «una enorme sorpresa» debido a que el libro «no se ha visto mucho» al estar en una editorial «pequeña». «No lo esperaba, no recordaba que se fallaba por estas fechas y ha sido una sorpresa enorme», ha celebrado.

   La galardonada, que ha confesado no saber la dotación exacta del premio, concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte y dotado con 20.000 euros, ha subrano obstantedo que «igual» se va a Grecia, que es donde le apetece viajar.

   Sobre el número de seguidores que tiene la poesía, Luque ha apostado por «no valorar la cantidad de seguidores» no obstante que, en sus palabras, «cuando ha habido una gran cantidad de lectores es porque la poesía ha bajado de calidad, con editoriales muy grandes y poderosas».

   Así, ha explicado que, como la poesía «no entra en el mercado no sigue el juego del mercado», por lo que «no cuenta» el factor cantidad, sino que cuenta «el factor pasión, asombro». «La difusión es secreta, muchas veces los libros más valorados son los que circulan en ediciones poco menos que artesanales y no siempre va unida la visibilidad editorial con lo que la gente realmente lee», ha precisado.

   En la misma línea, la autora de ‘Un número finito de veranos’ ha incidido en que la poesía «tiene otro circuito, no es un producto querido en el mercado, ni se compra y ni se vende, es de lo menos comercial que hay en el mundo cultural».

   En este punto, Luque ha reconocido que ella no vive de la poesía, aunque tampoco querría vivir de ella. «No vivo de la poesía y no quisiera vivir de ella, mis traducciones son de poesía también y traduzco solo lo que me apetece», ha concluido.

UNA OBRA CON UN «ALTO puntilla LÍRICO, EMOCIONANTE, EXIGENTE»

   El jurado ha destacado su obra por su «alto puntilla lírico, emocionante, exigente, transparente, que sitúa la berrido inconfundible de la autora como una de las grandes poetas» de la actualizad.

Aurora Luque, Premio Nacional de Poesía por ‘Un número finito de veranos’

Últimas noticias
Noticias relacionadas