jueves, septiembre 29, 2022

Sector productivo, preocupado; trabajadores, satisfechos con incremento del salario

El incremento de USD 25 para el salario básico unificado (SBU) en 2022 aumenta los costos de producción que tendrán que afrontar los sectores productivos, remarcan sus representantes.

El pasado lunes 13 de diciembre del 2021, el presidente Guillermo Lasso hizo el anuncio del aumento en cadena nacional.

El mandatario emitió el decreto 286, donde dispuso al Ministro de Trabajo poner en consideración del Consejo Nacional del Trabajo y Salarios (CNTS) la fijación del salario básico en 425 dólares mensuales a partir del 1 de enero del 2022.

En sectores como el cacaotero y el florícola, la mano de obra que gana el salario básico representa entre el 80% y 90% del total de trabajadores.

Francisco Miranda, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao del Ecuador (Anecacao), expresó hoy, martes 14 de diciembre del 2021, que existe preocupación por el alto impacto que tendrá el alza en sus costos de producción.

“Estos dólares nos toca transferirlos directamente al precio de compra de los productores”, explicó. Es decir, pagar menos por el cacao a los agricultores.

Aun así, dice Miranda, considerando también la crisis de contenedores que ha encarecido las exportaciones, la competitividad del producto en mercados internacionales se verá afectada.

Impacto en las florícolas

El sector florícola también cree que el incremento afectará la competitividad del producto en el exterior. Klaus Graetzer, presidente de la Corporación de Floricultores de Tabacundo, señaló que el 50% del valor de cada tallo corresponde a mano de obra. Así, el aumento salarial implicará un impacto en sus costos de producción.

“Con este incremento llegaríamos a pagar a los operarios USD 550 mensuales, considerando beneficios de ley; mientras que un competidor cercano, Colombia, tiene un costo de hora laborable mucho más bajo”, refirió.

Para Graetzer, ahora el Gobierno tiene la responsabilidad de impulsar al sector productivo con acciones para mantener la competitividad. Entre ellas, mencionó acceso a financiamiento más beneficioso, ayuda en procesos de devolución del IVA y acciones para la importación de insumos y materia prima menos costosa.

Agroexportadores con complicaciones

En general, el nuevo valor del SBU tendrá un impacto en el sector agroexportador, afirmó Rodrigo Gómez de la Torre, empresario agrícola y representante del sector empleador.

A los problemas existentes para las exportaciones, Gómez de la Torre agregó que ahora el sector tiene costos más altos en la importación, por escasez de materias primas e insumos para la producción agropecuaria.

“Si todo esto se encarece y con un alza salarial, donde el 70% del personal está en el salario básico, sí se nos pone cuesta arriba el año que viene”, afirmó.

Mitigar los efectos

Ahora que el salario se incrementará, los empresarios deben pensar en acciones para mitigar el impacto y sobrellevar la disposición. Xavier Sisa, director jurídico de la Cámara de la Industria y Producción (CIP) y representante de los empleadores, comentó que hay acciones que el Gobierno puede implementar a la par del anuncio; por ejemplo, en facilidad de trámites, de aprobación de horarios especiales, de reglamentos internos.

“Todo esto incidirá en la mejora y confianza en los procesos administrativos, que ahora dejan mucho que desear porque tenemos una inspectoría y un Ministerio de Trabajo bastantes ineficientes”, comentó. De todas formas, Sisa señaló que el impacto directo del alza no se compensa.

Satisfacción en trabajadores

Por su parte, los trabajadores han tomado con satisfacción el anuncio del incremento del salario básico y han reconocido el esfuerzo del Presidente de cumplir su promesa electoral.

José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), señaló que la medida beneficia a unos 330 000 trabajadores. “Esto va a permitir que en algo mejore la economía y se acorte la brecha entre salario y canasta básica familiar”.

El dirigente señaló que la medida debe venir acompañada de tres aspectos. Primero, el control de la especulación de los precios; segundo, reformas laborales que no beneficien únicamente a los empleadores y, finalmente, que sea un incremento directo y no escalonado.

Por su parte, Édgar Sarango, presidente de la Confederación de Trabajadores del Ecuador (CTE), señaló que el incremento permitirá reactivar la economía, a través de mayor consumo.

Agregó que la noticia es también un aliciente para mejorar la productividad y desempeño dentro de los ambientes laborales.

Sarango refirió que los trabajadores que el incremento actual permitirá llegar a consensos futuros para que el Gobierno cumpla con la totalidad de su oferta de campaña que es lograr un SBU de USD 500.

Últimas noticias
Noticias relacionadas